968 527 761

 

· · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · ·

 

 

· · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · ·

 

MASTOPEXIA

La mastopexia es un procedimiento quirúrgico para elevar y mejorar la forma de las mamas caídas. Con los años, y tras circunstancias como el embarazo, dar de mamar y la fuerza de la gravedad hacen que la mama tienda a caer; además, a medida que la piel pierde su elasticidad la mama pierde su forma y cae, fenómeno conocido como ptosis mamaria. Cuando la mama, además de caer ha perdido o posee poco volumen, se puede también colocar una prótesis. La mastopexia puede reducir también el tamaño de la areola cuando sea muy grande.

Las técnicas son muchas y hay que evaluar la situación de cada paciente, para intentar utilizar la que conlleve las cicatrices más pequeñas. En ciertos casos para conseguir un volumen adecuado se puede implantar al mismo tiempo una prótesis que permite reducir notablemente las cicatrices y en muchos casos se puede utilizar solo la incisión peri-areolar (alrededor de la areola).

La elección de la técnica y de las cicatrices que dejará la intervención es responsabilidad del cirujano que conoce el tipo de resultado que se consigue con cada una de ellas y de las condiciones de la paciente.

En general, las cicatrices son de buena calidad y, pasados unos meses se notan muy poco. Su tamaño depende directamente de la cantidad de piel que hay que eliminar para dar al pecho una forma correcta y del grado de flacidez y caída.

MASTOPEXIA

La mastopexia es un procedimiento quirúrgico para elevar y mejorar la forma de las mamas caídas. Con los años, y tras circunstancias como el embarazo, dar de mamar y la fuerza de la gravedad hacen que la mama tienda a caer; además, a medida que la piel pierde su elasticidad la mama pierde su forma y cae, fenómeno conocido como ptosis mamaria. Cuando la mama, además de caer ha perdido o posee poco volumen, se puede también colocar una prótesis. La mastopexia puede reducir también el tamaño de la areola cuando sea muy grande.

Las técnicas son muchas y hay que evaluar la situación de cada paciente, para intentar utilizar la que conlleve las cicatrices más pequeñas. En ciertos casos para conseguir un volumen adecuado se puede implantar al mismo tiempo una prótesis que permite reducir notablemente las cicatrices y en muchos casos se puede utilizar solo la incisión peri-areolar (alrededor de la areola).

La elección de la técnica y de las cicatrices que dejará la intervención es responsabilidad del cirujano que conoce el tipo de resultado que se consigue con cada una de ellas y de las condiciones de la paciente.

En general, las cicatrices son de buena calidad y, pasados unos meses se notan muy poco. Su tamaño depende directamente de la cantidad de piel que hay que eliminar para dar al pecho una forma correcta y del grado de flacidez y caída.

 

· · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · ·

 

 

· · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · ·

 

Free WordPress Themes, Free Android Games