Microlimpieza de oídos.

La cera del oído es un material producido por una glándulas, que tienen por misión, defender al oído de agresiones externas: bacterias, insectos, etc…

El oído tiene un mecanismo de expulsión de la cera, por lo que no debemos hacer autolimpieza mediante bastoncillos, utilizar agua o aceites, ya que podríamos dañar nuestro delicado oido.

La mejor forma de limpieza es mediante visión microscópica y en seco.

Es segura, indolora y además, nos permite la visualización del oído, lo que forma parte de una revisión.

Free WordPress Themes, Free Android Games